Tu Propósito de Vida

BLOG

Tu Propósito de Vida

Es el momento de transitar tu evolución consciente viviendo la vida que amas.

Esto se produce cuando tu recorrido tiene un propósito claro hacia el cual te diriges con confianza.

Y tu podrás decir: “Me dirijo hacia mi evolución consciente!!!”

Hermoso, sí, es así, esa es la voz del líder que sabe hacia dónde va, luego una parte de ti pregunta, ¿Puedo disfrutar de mi vida mientras lo hago? Pues claro que sí, de eso se trata, de celebrar tu existencia llevando una vida que amas y agradeces en cada momento.

Esa sensación de evolución en plenitud se alcanza cuando logras tus anhelos más profundos y vives de acuerdo a tu real propósito, para el cual llegaste hasta aquí …

Esos sueños NO son del tipo :

-conseguir un trabajo

-vivir en mi casa soñada

-tener un compañero/a fabuloso/a como pareja

-tener un hijo

-ser independiente económicamente

-crecer en tu profesión,etc

si bien la consecución de cada una de estas cosas se experimenta con inmensa alegría, por lo general.

Lo normal es que cuando consigues uno de estos objetivos pasas a otro sin una sensación completa de satisfacción en tu vida. Esos son los anhelos de tu personalidad.

En general tu personalidad o la zona de ti que más conoces quiere preservar su seguridad asegurándose cosas, lugares y personas que sostengan su identidad y le proporcionen “amor” y contención o placer.

Sin embargo, muchas veces las personas han conseguido todos los sueños de su personalidad y aún perciben (no saben desde dónde) algún tipo de sensación de vacío o “yo sé que hay algo más”….

Cuando se logra saciar ese vacío vives en tu propósito, no importa lo que hagas, entonces todos tus logros externos tiene un valor hermoso, desde los más pequeñitos, como ayudar a alguien a cruzar la calle, hasta los más notorios, como educar a un hijo en amor.

Estamos acostumbrados a recorrer el camino de nuestras vidas buscando alcanzar los sueños que son aceptados y requeridos por la sociedad y en ese camino postergamos nuestros anhelos más profundos, esperando el momento adecuado o el dinero suficiente, o el tiempo necesario o que los hijos crezcan, etc.

¿Realmente piensas que una vida humana sólo llega a este planeta para crecer, comer, procrear y morir? Ese no es el verdadero propósito de cada uno de nosotros.

Desde aquí postulamos que cada ser que “viste” un cuerpo humano es una energía, alma, espíritu, o como quieras llamarle, que es eterno, que ha elegido transitar este camino como humano para cumplir un propósito elegido aún antes de venir. Para cumplir ese gran propósito de tu alma, llegas equipado con talentos o regalos que son únicos como lo eres tú. Esos talentos te permiten recordar cuál es tu propósito y lo más importante, pulsan desde tu interior para que los utilices y te proporcionan una intensa sensación de dicha y plenitud cuando los utilizas. Puedes observarlo en cualquier persona que ama lo que hace….

¿Conoces la parábola que cuenta Jesús sobre el reparto de talentos?

Mateo 25, 14-30

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: Un hombre que se iba al extranjero llamó a sus siervos y les encomendó su hacienda: a uno dio cinco talentos, a otro dos y a otro uno, a cada cual según su capacidad; y se ausentó. enseguida, el que había recibido cinco talentos se puso a negociar con ellos y ganó otros cinco. Igualmente el que había recibido dos ganó otros dos. En cambio el que había recibido uno se fue, cavó un hoyo en tierra y escondió el dinero de su señor…

Al cabo de mucho tiempo, vuelve el señor de aquellos siervos y ajusta cuentas con ellos. Llegándose el que había recibido cinco talentos, presentó otros cinco, diciendo: Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes otros cinco que he ganado. Su señor le dijo: ¡Bien, siervo bueno y fiel!; en lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. Llegándose también el de los dos talentos dijo: Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes otros dos que he ganado. Su señor le dijo: ¡Bien, siervo bueno y fiel!; en lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. Llegándose también el que había recibido un talento dijo: Señor, sé que eres un hombre duro, que cosechas donde no sembraste y recoges donde no esparciste. Por eso me dio miedo, y fui y escondí en tierra tu talento. Mira, aquí tienes lo que es tuyo. Mas su señor le respondió: Siervo malo y perezoso, sabías que yo cosecho donde no sembré y recojo donde no esparcí; debías, pues, haber entregado mi dinero a los banqueros, y así, al volver yo, habría cobrado lo mío con los intereses. Quitadle, por tanto, su talento y dádselo al que tiene los diez talentos. Porque a todo el que tiene, se le dará y le sobrará; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará. Y a ese siervo inútil, echadle a las tinieblas de fuera. Allí será el llanto y el rechinar de dientes.”

 

A nuestro modo de ver, este gran Maestro, Jesús, quiso poner de relieve cómo, si no utilizas tu talento por miedo y lo escondes en tu vida, si sientes que no tienes ningún talento único, percibirás que todo se te quita y tu mismo crearás “tinieblas” en tu existencia. La “tinieblas “ no son más que esa sensación de aburrimiento, estrés, falta de motivación, angustia, etc, que muchas veces experimentamos.

A la vez enseña cómo no importa cuál sea el valor de tu talento ( cinco mil o dos), el gozo te llenará cuando lo utilices, los talentos pueden ser muy variados, y cada persona tiene el suyo . Se “disfruta de lo mucho” multiplicando lo que “se te ha dado” ( tu regalo), no importa cuánto sea. Hay quienes tiene talento para dirigir una nación, otros tienen talento para cocinar, cuando las personas son “fieles “ a sus talentos, esto es: tiene FE , CREEN en ellos mismos, se les concede el “gozo del señor” , la plenitud en la vida…

¿Te gustaría vivir una vida que al verla en una revisión desde el final puedas catalogar como”la vida más espléndida que pude soñar?

¿Te gustaría vivir una vida que ames a cada momento?

Por supuesto que la respuesta es afirmativa en la mayoría de las personas.

El tema es cómo llevarla a cabo.

He aquí un lineamiento de cómo llevarlo a cabo:

1º – Creyendo que sí es posible (CONFIANZA)

2º – Descubriendo tu propósito y tus talentos

3º – Descubriendo qué te detiene para alcanzarlo y desafíandolo ( Tus resistencias o creencias LIMITANTES)

4º – Estableciendo tu propósito como lo primero en tu vida

5º – Accionando para dirigirte hacia allí utilizando tus talentos

 Pero, ¿cuál es ese propósito de vida que al seguirlo me va a proporcionar un estado de dicha?

No puedes preguntarle a nadie más al respecto, porque no lo sabrán. Generalmente ni tu mismo lo sabes.

Pero puedes saberlo: Tu deberías estar haciendo aquello para lo cual tienes talento en lugar de aquello para lo que tienes habilidades.  

Compartilo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *