Trascender

Trascender

Poder decir que no

BLOG

Poder decir que no

¿Cómo es para vos decir “No”? ¿A quiénes te resulta más desafiante decirle que “No”?

¿Alguna vez dijiste que SI queriendo decir que NO?

“Los grandes errores de mi vida 
los cometí cada vez que,

queriendo decir NO, dije SI.”
                                                             Moss Hart

Desde la mirada del coaching el “hablar” es “accionar” y podemos hablar con mayor o menor grado de competencia.

Poder decir “no” es una competencia muy importante.

El “No” es una declaración y cuando hablamos de las “declaraciones”, hablamos de la capacidad que tenemos, a través de nuestro lenguaje, para generar realidades. Decir que “no” genera una realidad y decir que “si” genera otra realidad.

¿Por qué nos cuesta decir que “No”?

El decir que “no” ha quedado “cargado” con una connotación negativa porque muchas personas lo utilizan para cerrar puertas o para negarse o negar a otros posibilidades. Podemos haber comenzado a creer que “Decir que “no” es egoísta” o “Decir que “no” no está bien” en base al uso centrado en la negación de colaboración de esta declaración.

La madre le pregunta a su hija: “¿Me ayudas?” y la hija le responde “No, no tengo ganas”: esta es una escena habitual que se da muchas veces con hijos adolescentes, donde la hija está más centrada en su persona que en todo el núcleo familiar.

Muchas veces también nos da miedo decir que “no”. Pensamos “Si digo que “No” el otro se va a molestar conmigo” o concluimos “Si digo que no voy a perder la posibilidad de crecer en mi trabajo” o “Si le digo que “no“ a mi pareja , entonces me va a dejar de querer”, etc.

Este es un miedo a auto-afirmarnos y a poder expresar nuestras opiniones o nuestras necesidades más allá de la imagen que podamos proyectar hacia el otro. Si el otro nos conoce de verdad, nos aprecia, nos quiere cuidar o sabe todo lo que aportamos en el ámbito laboral, en el momento que nosotros declaramos “no” puede comprender lo que estamos priorizando al declararlo. Y si no lo comprende, eso también nos da mucha información.

¿Qué generamos al declarar “no?

La declaración del “no” abre muchas posibilidades.

El “no” es una declaración muy poderosa y útil para muchas cosas en la vida y es importante que todas las personas la puedan tener disponible.

El “No” implica indicar un “alto”, “stop”, “hasta aquí” y también puede incluir un “Basta”, “tengo derecho”, “este es mi espacio”, “respetame”, etc.

Las personas que son competentes al decir “no”, normalmente son personas que defienden lo que quieren, su espacio, sus intereses, sus prioridades.

El “No” detiene, frena, pone una pausa, el “no” defiende derechos, pone límites saludables, protege. El “No” es una declaración que nos cuida, nos cuida de los excesos, nos cuida de la falta de equilibrio, nos cuida de sobrecargarnos, nos cuida de mantenernos íntegros.

Cuando digo “no” a algo que no quiero me siento coherente con mis valores y aumento mi estima personal.

Cuando digo “no” a ciertas actividades en mi semana que me sobrecargan me puedo estar cuidando de no sobre–exigirme o de mantener mi equilibrio laboral-personal.

Cuando digo “no” a mi hija para ponerle un límite con criterio la estoy cuidando y haciéndole conocer hasta dónde llegan sus posibilidades hoy.

Cuando me digo a mi misma “no” ante la tendencia de comer de manera poco saludable estoy priorizando mi salud.

Cuando declaramos “No” y actuamos de manera coherente con esa declaración, eso nos hace generar confianza en nuestra autoridad, nos permite sentirnos con firmeza y poder personal.

¿Qué hace tan importante a esta declaración?

A través de la declaración del NO establecemos nuestra autonomía y nos habilitamos como personas; es la declaración en la que más comprometemos nuestra dignidad.

Cada vez que declaremos “no”, y esto sea pasado por alto por otros, vamos a percibir que no estamos siendo considerados con respeto.  
Y cada vez que digamos SI en lugar de decir que NO estaremos poniendo en juego nuestra integridad, pagando por eso un precio alto en nuestra auto-estima.

El “no” es una declaración fundamental para la salud de las relaciones.

Y como marca nuestros límites, es una declaración fundamental para cuidar nuestra salud física y emocional.

¿Qué me ayuda a decir que “no”?

Todo aquello que te permita valorarte como persona y comprender y aceptar los límites saludables para tu desarrollo.

En nuestra formación en Coaching: Coaching de Alta Performance te invitamos a que generes esta competencia, no solamente estudiando el poder de la declaración del “no” en el módulo relacionado a la “Ontología del Lenguaje” sino que propiciamos durante toda la formación que generes el grado de auto-conciencia para que puedas liderar tu propia vida.

Los grandes líderes de nuestros tiempos son capaces de decirle que NO a algunas cosas establecidas y con ello desafían la realidad para generar una nueva.

Nosotros, para ser líderes de nuestras propias vidas, necesitamos desarrollar la capacidad de declarar “no” cuando es pertinente y así sentirnos con la autoridad de generar la realidad que queremos.

¿A qué deberías decirle “No” hoy en tu vida, dentro y fuera de ti, para propiciar tu desarrollo?

Espero hay sido útil la invitación para tu crecimiento y bienestar.

Coach Maria de los Ángeles Pardo, MCC.

Para seguir aprendiendo apúntate a nuestro Webinar, clic en la imagen para registrarte:

Compartilo

Más artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *