Coaching de equipos

Creando la sinergia que surge de la conexión

El ser humano está cambiando, la empresa también y el Coaching está dándole la mano a ese cambio.

“No son las finanzas, ni la estrategia, ni la tecnología, sino el trabajo en equipo el que supone una ventaja competitiva y esencial. “

Patrick Lencioni

 

Algo cada vez más reconocido en diferentes ámbitos de desempeño es que los equipos cuentan con mucho más potencial que las personas para enfrentarse a los crecientes desafíos actuales y futuros que afrontan todas las organizaciones.

Muchos grupos de personas que trabajan en coordinación para alcanzar un objetivo común dentro de la organización requieren formar equipos de trabajo con un enfoque compartido en los cuales se apoyen mutuamente de manera responsable.

Construir un equipo cohesionado de esa manera requiere un diseño estratégico y también un apoyo asistencial que facilite el aprendizaje colectivo en tiempo real de trabajo.

Temas como la ausencia de confianza, el temor al conflicto, la falta de compromiso, la evitación de responsabilidades  o la falta de atención a los resultados son obstáculos comúnmente observables en los grupos de trabajo que desean transformarse en equipos.

Si bien el líder cumple un rol fundamental, al formar parte del equipo (comúnmente caricaturizado como “la cabeza del equipo”), muchas veces se encuentra inmerso en la dinámica relacional del sistema de tal manera que no le es posible promover los aprendizajes y cambio requeridos.

Aquí aparece la figura del coach de equipo, un profesional que brinda, a través de preguntas de intervención, herramientas de trabajo y/o dinámicas en tiempo real, el marco para el aprendizaje responsable del equipo. No se trata de un consultor que aconseja qué hacer, el coach es un facilitador del aprendizaje que gestará el propio conjunto de integrantes del equipo.

El enfoque es relacional y sistémico, no dependiente y generador de resultados desde el presente hacia el futuro.

El coach profesional acompaña al grupo en sus reuniones de trabajo en tiempo real, basando el coaching en los objetivos del “día a día” a conseguir por el grupo.

El coach de equipo utiliza observaciones, feedback  y procesos de intervención que le permiten al equipo investigar ciertas áreas y encontrar nuevas formas más eficientes de operar y comprometerse. El coach no asume el liderazgo del equipo ni enseña al equipo cómo hacer su tarea.

El proceso de coaching de equipo en tiempo real permite pasar del ámbito de las buenas intenciones a nuevas acciones y relaciones.

Ofrece a los equipos la posibilidad de:

Beneficios:

A quién va dirigido:

Esta propuesta es ideal cuando un equipo de trabajo de su organización requiere un grado elevado de interdependencia y responsabilidad mutua para ser eficaz. El coaching de equipos es indicado cuando los miembros del equipo requieren estar comprometidos con una tarea colectiva, más que con una parte de ella.

¿Qué podemos hacer juntos que no podríamos hacer por separado?: ésta es la pregunta a plantearse en un grupo de trabajo para conocer si les sería útil un coaching de equipo.

Metodología

La propuesta se implementa  a través de reuniones con una frecuencia a definir, por ejemplo cada 15, 20  o 30 días  entre el coach y el equipo.

Estas reuniones forman parte del trabajo en los temas reales del equipo y se desarrollan de una manera previamente pactada con el coach.

El período durante el cual el coach acompaña a un equipo se establece de mutuo acuerdo en función de los objetivos a conseguir.

Los invitamos a coordinar un encuentro para conversar acerca de cómo sus equipo de trabajo podrían beneficiarse de esta propuesta.

¡Quiero que me contacten!