Amar el trabajo que haces

BLOG

Amar el trabajo que haces

¿Cuánto de lo que haces hoy en tu día laboral te hace sonreír?

¿Cuánto amas tu trabajo? Algunas personas piensan en lo que hacen cada día y se sonríen… otras bajan la mirada y se resignan…

¿Cuál es el costo de no disfrutar de tu trabajo? Desde mi lugar de observación siento que el costo es Inmenso.

Hubo un momento en mi vida donde lo que esperaban de mí en mi día laboral no me aportaba satisfacción personal. La sensación de tener mucho más para dar o incluso de preguntarme: ¿para qué estoy aquí? y no encontrar satisfacción en la respuesta llego a un punto de ser demasiado incomoda.

Cuando una persona llega a ese lugar experimenta un momento de quiebre muy importante.

Y cuando la resignación no es un camino admitido de por vida y los hobbies fuera del trabajo no logran compensar las 8hs de no experimentar realización, entonces decidimos cambiar.

Y esa elección es un paso fundamental en la vida de todo aquel que lo haya experimentado. ¿Qué voy a hacer? ¿Cómo voy a generar dinero? Y si no puedo vivir de lo que me gusta? ¿Qué me gusta?

Hay tantas preguntas sin respuesta…

Y solo la firme convicción y la confianza en que cuando uno atiende un llamado fuerte desde el corazón el resto de las circunstancias te asisten, hacen posible el cambio.

Coaching es mi segunda profesión, profesión que amo como nunca había amado a la primera. Una profesión donde mis talentos y potencial se despliegan con alas inmensas.

Y con coaching pude dar ese salto a la incertidumbre.

Si estas en una situación similar te invito a preguntarte:

¿Qué me está pidiendo mi corazón?

¿Qué sería lo peor que podría suceder si atendiera ese llamado?

¿Cómo podría prepararme para esa situación? ¿Qué tan real es esa posibilidad?

¿Cuál sería el premio de vivir haciendo el trabajo que amo?

Desde mi lugar el premio ha sido darle un sentido a mi vida, sintiendo que estoy cumpliendo mi propósito., con una gran dicha por hacerlo.

Gracias por leerme y mi mejor energía de confianza para ti!

 
 

Compartilo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *